Make your own free website on Tripod.com
Recursos Naturales

Son los materiales o productos que proporciona la naturaleza y que el hombre puede usar y manejar para obtener de ellos cierta ventaja

Recursos no renovables
Recursos renovables
Son aquellos que no pueden regenerarse y su explotación debe basarse en el criterio de que pueden agotarse para siempre
Son los que tienen la posibilidad de regenerarse mas o menos en un tiempo breve, su explotación inadecuada puede causar extinción de las especies, hasta el punto de que ya no sea posible regenerar
Ejemplos: Yacimientos minerales, combustibles fósiles (hulla, petróleo, gas natural), combustibles nucleares (uranio) Ejemplos: Tortuga marina, el venado cola blanca, el jaguar, el henequén, el mármol, los mangles, etc.

Recursos Naturales renovables

Vegetales

El efecto destructivo de la tala de bosques comenzó a adquirir importancia al aumentar la población humana dando paso a la deforestación. La destrucción de la masa forestal en todo el planeta constituye en la actualidad una de las principales amenazas para el equilibrio del ecosistema terrerestre alterando el calentamiento de la superficie y favorenciendo el proceso de desertización a causa de los efectos erosivos de la lluvia y otros meteoros que actúan sobre un terreno desprovisto de protección vegetal.
Aunque haya en algunos lugares sistemas de reforestación, la riqueza biológica se ve mermada por la pérdida de biodiversidad y empobrecimiento del ecosistema

Animales

Los animales domésticos en sí mismos no constituyen un elemento perturbador para el medio, pero al ser objeto de cría se convierte en un factor muy negativo para el medio ambiente. Su necesidad de espacio conlleva a la deforestación para crear pastos, lo que va reduciendo el hábitat de la fauna y la flora autóctonas, poniendo en peligro de extinción especies que antaño eran abundantes, como el lobo y el oso.
Ya sea por moda, propiedades curativas, medicinales o exóticas, miles de animales mueren cada año, en manos de mercaderes sin escrúpulos que ante los altos precios pagados, no dudan en expoliar hasta los últimos refugios de la vida salvaje. La responsabilidad última está en aquellos que adquieren dichos animales, sus pieles, cuernos o plumas, pues al final es la fuerte demanda lo que impulsa este comercio.
La aplicación práctica para la protección de especies y su hábitat se enfrenta a muchas dificultades y a poderosos intereses económicos, a la ausencia de medios para llevar a la práctica las medidas conservacionistas y a las presiones de grupos poderosos que favorecen la explotación de los países pobres.

A los temas

A la página principal